Propuesta Parque Verde: Otra visión para La Carlota

Share Button

La Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda está en vías de ser un espacio de esparcimiento abierto para todos los ciudadanos, por ello la Alcaldía Metropolitana desarrolló el concurso “La Carlota decisión de Todos” a fin de impulsar la propuesta ganadora

POR JESSICA VELÁSQUEZ / IMÁGENES CORTESÍA ALCALDÍA METROPOLITANA


En marzo de 2012 fue convocado por la Alcaldía Metropolitana un concurso público para promover desde la óptica de cada ciudadano, la transformación de La Carlota, de Base Aérea a Parque Verde, espacio que sumará 103 hectáreas a la necesidad de acceso de los capitalinos a plazas públicas, que actualmente cuentan con sólo 345 hectáreas de espacios verdes, para el millón 943 mil 901 ciudadanos que habitan en la capital, de acuerdo con el último censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2011.

La voluntad del Instituto Metropolitano de Urbanismo es llevar a cabo el proyecto ganador denominado “Reintegración Natural y  social de Caracas”, sin embargo, cabe recordar que en nuestra edición anterior fue publicado el proyecto que actualmente la Oficina Presidencial de Planes y Proyectos Especiales (OPPPE) está desarrollando en este espacio.

Obra que se inició por con el puente que comunicará directamente con el Parque Miranda, cuyas bases pueden verse desde la Autopista Francisco Fajardo, y se espera, según las autoridades, esté lista el próximo año y al completarse se extienda hasta las instalaciones del Parque del Este, ofreciendo un total de 180 hectáreas de ansiado verdor para los caraqueños y sus visitantes.

El proyecto que desarrolla el gobierno central incluye la siembra de cinco mil nuevos árboles, con siete mil 500 especies arbóreas, 13 kilómetros de caminerías peatonales, ciclovías y senderos, además está concebido para ser autosustentable con el uso de la radiación solar para convertirla en electricidad y el agua de las lluvias que será tratada a través de una planta.

Ahora bien, la intención del concurso denominado “La Carlota: Una decisión de todos” fue promover la concientización y educación en cuanto a desarrollo sostenible e incluir a los caraqueños sobre el destino de la base aérea Generalísimo Francisco de Miranda a fin de crear un especio educativo, recreativo, cultural y tecnológico en estas instalaciones.

El mismo se llevó a cabo en dos fases y la propuesta ganadora fue la denominada “Reintegración Natural y Social de Caracas”, cuya autoría corresponde a los arquitectos venezolanos Manuel Delgado Arteaga, de Venezuela; Jorge Pérez Jaramillo de Colombia y a la Oficina de Proyectos Urbanos de Colombia OPUS.




“Hemos querido que el gran objetivo que es el Parque Verde Metropolitano sea una decisión de todos, y haber logrado que se interesaran en este concurso 142 equipos especializados en el tema urbano y ambiental que decidieron formar parte de este proyecto y haber obtenido 69 ideas, así como la participación de talento nacional e internacional, dejando constancia del compromiso de los venezolanos, aunque estén fuera del país, indica que trabajar juntos por esta idea vale la pena”, expresó el Alcalde Metropolitano, Antonio Ledezma, durante la premiación de la propuesta ganadora en noviembre de 2012.

En tanto, Pérez y Molina expresaron en la misma actividad, que el objetivo también es que La Carlota pueda llegar a ser un espacio con el cual el caraqueño se logre identificar, “creando con el tiempo una sensación de aprecio y pertenencia que hará que la ciudad sea el sitio que sus habitantes se propongan y que las próximas generaciones se merecen”. 

Además se plantea que este espacio sirva de modelo y sea promotor del uso de tecnologías verdes, como la generación de energía eléctrica a través de paneles solares o el ahorro de ésta mediante iluminación LED, para su futura implementación a gran escala en la ciudad, lo que concuerda con el proyecto que se está llevando a cabo actualmente.

Destacan en esta propuesta los planteamientos en torno a las posibilidades de integración de La Carlota al sistema de transporte masivo de la ciudad convirtiéndola en un núcleo metropolitano de transporte público; el esfuerzo por recuperar el sistema hidrológico del valle de Caracas, enfatizando la renaturalización del río y las quebradas que incluye la recreación del cauce original del Guaire en el tramo de La Carlota, manteniendo el tramo embaulado como aliviadero para atender las crecidas; la propuesta de regulación y saneamiento de las aguas de las quebradas y el río mediante la instalación de plantas anaeróbicas de tratamiento, descentralizadas y de pequeñas dimensiones; el reconocimiento expreso de las transformaciones del paisaje en tiempos de sequía y de lluvias; y la estrategia para la eliminación progresiva de la pista.

El proyecto que impulsa la Alcaldía Metropolitana está dividido en cuatro etapas que serían desarrolladas en ocho años y que se concluirían luego del 2020.

 

PROPUESTA GANADORA
Este proyecto plantea la puesta en marcha de cinco estrategias: Equilibrio ambiental: Gestión del agua, renaturalización del río y las quebradas, recuperación del paisaje, fortalecimiento de la conectividad ecológica y aporte a la consolidación de un sistema metropolitano de parques y corredores verdes.

Para este grupo el terreno de La Carlota representa la gran oportunidad de comenzar la restauración del sistema hídrico y la base natural de la ciudad, mediante la restitución del cauce del río Guaire a su curso original, anterior a la construcción del aeropuerto, la canalización y la construcción de la avenida Río de Janeiro.

Dinámica urbana: Contribución a la movilidad, integración del Sistema Metro con medios alternativos de transporte público, atención situaciones de emergencia a escala metropolitana.

El desarrollo de esta propuesta podría permitir abordar de forma integral el problema de la movilidad norte – sur de los capitalinos y mejorar el flujo de personas en el sentido este – oeste contribuyendo con el alivio del tráfico en el este de la ciudad.

Para ello se plantea la construcción de un par vial en sentido norte – sur, con aceras arboladas, ciclorutas y estacionamiento paralelo, que subiría desde Chuao a ambos lados del Parque del Este.

En este aspecto también se establecería la integración del sistema Metro de Caracas con el Cabletren y Metrocable de Petare; así como la creación de un nuevo helipuerto múltiple de La Carlota. 

Encuentro social: Educación e innovación, nuevos espacios públicos, equipamiento y desarrollos urbanos. Oportunidades para el encuentro y reconciliación de los residentes de la capital.

Se propone crear un conjunto integrado de parques y áreas verdes a distintas escalas, que serían llamados “Asamblea de Parques” interconectados, para ofrecer una multiplicidad de oportunidades para la recreación, salud, educación, cultura, encuentro y expresión colectiva de los ciudadanos.

Nuevos desarrollos inmobiliarios sostenibles: Modelo de ocupación compacto y policéntrico. Planes especiales y zonas rentales para nuevos desarrollos urbanos al borde del parque.

Se abre la posibilidad de liberar terreno para nuevos desarrollos inmobiliarios controlados. La densificación planeada y ordenada contribuirá a la definición y humanización del borde urbano del parque.

Modelo de Gestión: Etapas de ejecución, costos y fuentes de financiamiento para lo cual se propone la ejecución del parque en cuatro etapas a fin de impactar positivamente visibilizando los beneficios para la ciudad de la operación urbana general y gestionar los recursos financieros, producto de asociaciones públicas y privadas. El costo aproximado del parque sería de 300 millones de dólares.

 

ANTECEDENTES 
La transformación del aeropuerto de “La Carlota” en un Parque Verde ha sido una vieja aspiración de los caraqueños, idea que tomó también el fallecido Presidente de la República, Hugo Chávez, quien en 2001 declaró públicamente esa intención, ordenando el traslado de la flota privada que utilizaba otros aeropuertos y manifestando la voluntad de clausurar la Base Aérea, mudando la Comandancia General de la Aviación a la ciudad de Maracay.

Lamentablemente, a excepción del traslado de la flota privada, dicha intención permanece incumplida hasta la fecha y, por el contrario, no sólo se ha permitido la instalación de plantas de ensamblaje de equipos electrónicos en “La Carlota” sino que apenas un año después, este espacio y sus alrededores fueron declarados Zona de Seguridad por Decreto Presidencial Nº 1969.

 

 

Share Button