Fernando Ponce de León: La invención criolla suelta en Panamá

Share Button

Testigo en primera línea del crecimiento de Ciudad de Panamá, este arquitecto venezolano es una referencia del diseño de interiores en el istmo a través de su tienda de mobiliario y decoración IDEA

POR JOHANN STARCHEVICH / FOTOS CORTESÍA FERNANDO PONCE DE LEÓN

 

1IMG_7954

 

Fernando Ponce de León (Puerto La Cruz, 1964), está a punto de concretar el trabajo más importante de su carrera profesional. Una trayectoria resumida en más de 20 años de estudios y proyectos en San Francisco, Florencia, Caracas y Ciudad de Panamá. Se trata de un edificio de oficinas acristalado que albergará en su planta baja la nueva sede de la tienda IDEA, un `showroom ́ de mobiliario, iluminación y accesorios europeos que este arquitecto venezolano fundó en la capital panameña. Ponce de León está emocionado con su nuevo proyecto, pues cuenta con una intervención del maestro cinético venezolano Carlos Cruz-Diez, cuyas piezas relucen en las casas de muchos compatriotas en el istmo. “Estamos seguros que será un gran aporte para el edificio y su relación con la ciudad”, confía el arquitecto en un cuestionario enviado por Hábitat Plus.

Desde hace siete años, este arquitecto graduado en la universidad José María Vargas está radicado en Ciudad de Panamá, donde a través de su tienda IDEA, ha participado en importantes proyectos (comerciales y residenciales) de decoración. También ha sido testigo del crecimiento del ‘boom’ inmobiliario de Panamá al igual que el interés del público por el diseño de interiores. “Creo que hice la elección correcta”, confiesa. Amante del estilo Bauhaus y del diseño nórdico y nipón, Ponce de León asegura que todos sus proyectos parten de la razón. “Desde el trato con el cliente, entender sus necesidades, estudiar el proyecto, hacer la propuesta, responder lógicamente al contexto, y desarrollar el diseño con la misma afinidad desde lo macro hasta el mínimo detalle; esto hace que la arquitectura sea tanto para el edificio como para sus espacios interiores”, explica.

– Sus trabajos en Panamá están más vinculados al diseño de interiores que a la arquitectura. ¿Podemos decir que usted es un arquitecto prestado al diseño?

En Panamá estoy trabajando desde el año 2007, tanto en el diseño de Arquitectura como de Interiorismo. Para mí, es difícil separar una actividad de la otra, porque mi visión es concebir tanto el volumen contenedor de un espacio así como las áreas internas. Debe haber una relación racional entre la forma arquitectónica de la edificación con sus usos internos. La lectura de la volumétrica de la Arquitectura debe decirnos cuál es su uso en el interior. Ciertamente, mi tiempo se divide entre la Arquitectura, el diseño de interiores y el mobiliario e iluminación. Estas últimas actividades las desarrollo a través del showroom de IDEA, que es la tienda que abrí en Panamá desde que llegué.

– ¿Cuáles son los aspectos a favor y en contra de vivir en un país que atraviesa un boom de la construcción? ¿Avizora que ese auge se enfriará pronto en Panamá?

Panamá ha abierto sus puertas al desarrollo y la ciudad ha cambiado radicalmente y su perfil arquitectónico se ha transformado, teniendo una silueta de grandes edificaciones en las áreas comerciales más cotizadas y, a su vez, se han hecho obras de infraestructura de grandes magnitudes. Esto ha impresionado a locales y extranjeros, ha habido grandes opciones de inversiones y dentro de este movimiento de país he tenido la fortuna de par ticipar como diseñador de espacios arquitectónicos, tanto en casas como en edificios e igualmente una nutrida intervención en interiorismo.

Han evolucionado las tipologías de edificaciones y también he percibido mayor preocupación por el diseño. Al principio eran contadas las edificaciones con propuestas interesantes de diseño, había un gran volumen de edificios anónimos blancos con ventanitas de vidrios azules. Ahora hay mayor influencia de edificaciones icónicas y las propuestas locales son comparables con lo que se hace en grandes metrópolis.

Panamá sigue siendo atractivo para muchos inversionistas y ha ampliado sus intervenciones en áreas desde edificaciones institucionales, viviendas de interés social, viviendas para sector medio, centros comerciales, y una larga lista de otros. Pero una apuesta importante es su nuevo Aeropuerto Internacional, diseñado por Sir Norman Foster.

 

Vista-02-copia

– ¿La mayoría de sus clientes son venezolanos?

Al llegar a Panamá después de más de 20 años de labor profesional en Venezuela, lo lógico era apostar a la clientela venezolana radicada en Panamá. Esto fue y sigue siendo una realidad. Sin embargo, he tenido un amplio abanico de clientes y por supuesto muchos de ellos son panameños.

– ¿Cuál es el perfil del cliente venezolano en Panamá?

Venezuela tiene ciertamente grandes influencias en el campo del diseño. Hemos tenido edificios emblemáticos de grandes arquitectos venezolanos, interiorismo de nivel mundial y hasta donde yo recuerdo existía una gran oferta de mobiliario de diseño. Esto hace que el cliente venezolano quiera tener lo que ha visto en su país. Para mí, eso ya es un terreno allanado, y hace más cómodo mi trabajo.

– ¿Cómo ha cambiado el negocio de la decoración y el diseño desde que llegó a Panamá?

Ahora la ciudad es mucho más moderna, hay un aprecio creciente por las líneas más puras y menos ornamentos. Y esto lo veo mayormente en la aceptación del mobiliario que traigo a Panamá de conocidas marcas de diseño moderno. Comparto con profesionales que hacen vida de diseño en la ciudad y ellos manifiestan mayor interés al igual que sus clientes. Ha habido una mayor oferta de tiendas de diseño y decoración de marcas reconocidas. Igualmente las intervenciones en locales comerciales, oficinas y espacios públicos están colmadas de intenciones de diseño.

– ¿Cómo nació el proyecto de la tienda IDEA? ¿Qué la distingue de otras tiendas de mobiliario en ese país?

IDEA es un showroom referente del mueble de diseño en Panamá. Representa a grandes marcas europeas que han fabricado por muchos años muebles de diseñadores, desde los clásicos de la modernidad hasta los más contemporáneos. Compartir esta visión de convivir con una pieza diseñada, tanto su valor estético como su impecable manufactura sean lo cotidiano en el uso del mobiliario del cliente final es el mayor logro. Habían contadas opciones en la ciudad cuando se fundó IDEA. Ahora vemos una creciente oferta en todo lo relacionado al diseño, desde tiendas de cocinas, baños, accesorios, acabados, etc. Esto refleja la evolución del gusto local, y hace que se compare a la oferta más globalizada.

 

I1MG_0869

Share Button